octubre 18, 2008

Los Transgénicos en el Peru

Posted in Uncategorized a 5:47 pm por camilofl

Desde hace unas cuantas semanas existe el debate acerca de si es conveniente o no que se acepte la presencia de cultivos transgénicos en el Peru, el articulo escrito por Martha Meier en el Comercio al que posteriormente hace referencia Juan Sheput, son una muestra clara de los argumentos que muchos han dado en contra de estos cultivos.

Pero antes que nada hay que saber que es un cultivo transgénico. El termino se refiere a plantas en cuyo ADN se ha insertado partes del genoma de otras especies con el fin de que este cultivo tenga algunas de las propiedades de estas. La creación y uso de cultivos transgénicos se remonta a los años 30s mediante técnicas de hibridización forzada entre distintas especies. Así que quienes quienes deseen decretar a nuestro pais libre de transgénicos han llegado 70 años tarde, nuestro pais ya se halla repleto de los mismos.

Sin embargo, el actual debate gira alrededor de aquellos transgénicos obtenidos mediante la tecnología de ADN recombinante la cual permite la selección del los componentes del ADN que se desean combinar. Es decir antiguamente mezclabamos las piezas al azar y elegíamos aquella combinación que nos resultaba útil, ahora el proceso nos permite seleccionar las piezas a reunir. Esta tecnología nos permite llegar a los objetivos de la hibridización forzada mucho más rápido y permitiendo el uso de material genético de especies mas distantes entre si.

El ser humano ha estado modificando los genes de plantas y animales desde hace miles de años mediante la selección, la papa era venenosa, los ancestros de los perros eran lobos, los caballos actuales son versiones gigantes del caballo silvestre, el cual parecía un pony, no existe ningún animal con ubres como las de las vacas domesticas. La ciencia simplemente nos a permitido lograr en años lo que antes nos tomaba décadas o siglos.

La falta de coherencia lógica e ignorancia de los que se oponen a los transgénicos, y que creen que su prohibición seria un beneficio para el país es patente. Utilizare el articulo de la señora Meir puesto que es una buena recopilación de los argumentos a favor de esta posición.

“En el ADN de las semillas transgénicas se han introducido genes extraños a la especie original. Así, por ejemplo, virus y bacterias (en ocasiones también modificados genéticamente) que jamás formaron parte de la dieta humana ingresan en la cadena alimenticia y en los sistemas agrícolas.”

Aquellos virus y bacterias que podrían infectar los cultivos transgénicos obviamente surgen del ambiente en el que estos crecen (los campos de cultivo), , en los cuales la especie humana lleva miles de años habitando y por lo tanto expuesto a los mismos., si fueran capaces de infectar al ser humano ya lo han hecho muchos años atrás.

“Como si esto no fuera suficiente, se está cruzando la barrera impuesta por millones de años de evolución que separa a las especies vegetales de las animales. Hoy por hoy, genes de polillas o de pescados se empiezan a introducir en tomates, fresas y una variedad de cultivos pretendiendo hacerlos más resistentes o productivos.”

¿Y eso que tiene de malo?. De la misma forma la creación del avión nos hace cruzar la barrera creada desde millones de años atrás entre los humanos y las aves.al permitirnos volar. El habitar en ciudades nos aleja del entorno cazador recolector para el que evolucionamos. Luego se cita a Gaston Acurio.

“En una entrevista concedida a RPP, repitió lo que ya había afirmado en la revista Somos: “La agricultura transgénica no es conveniente para la economía del Perú porque la naturaleza del Perú es una naturaleza de gran biodiversidad que le permite convertirse en la gran marca de productos orgánicos en el mundo y los productos orgánicos tienen un valor agregado, lo transgénico es para otro tipo de geografías y de climas””

La biodiversidad se refiere a la enorme variedad de ADNs distintos presentes en nuestro territorio y su valor proviene de la utilidad que podamos extraer de algunas de sus variedades, basta con extraer muestras de semillas y de material genético y guardarlas en algún laboratorio para que esa potencial utilidad se halle siempre a nuestro alcance. Con respecto a la agricultura organica a pesar de la propaganda a su favor todo parece indicar que al contrario de lo que opinan sus impulsores es nefasta para el medio ambiente, por dos motivos al impedirse el uso de pesticidas y fertilizantes la producción por hectárea es menor por lo que se hace necesario depredar una mayor área de la naturaleza para cultivarlos, y por otro lado la tierra se agota mas rápido por que se hace necesario acabar aun mas con la selva. Además los trangénicos al ser naturalmente resistentes a las pestes no requieren de pesticidas por lo que su uso implica un menor envenenamiento de la vida silvestre.

“Recordemos que en el Perú se dan variadas especies utilísimas para la industria, la alimentación y la salud (baste poner un par de ejemplos: la uña de gato, potente antiinflamatorio y anticancerígeno comprobado, o el camu camu, con un contenido de vitamina C, 60 veces mayor al del limón).”

¿Acaso los trangénicos llevaran a la extinción de aquellas especies?, si son realmente útiles económicamente se generan con ello los incentivos para que alguien los cultive y proteja. Si las gallinas no se encuentran en peligro de extinción y los pandas si es por el interés económico de las personas en las primeras y la falta de interés en los segundos.

“Los transgénicos no resuelven el hambre y tampoco mejoran la productividad.”

“Explicó el príncipe [Carlos de Inglaterra]que “la evidencia hasta el momento es que los rendimientos de los llamados ‘supercultivos’ son generalmente más bajos que sus contrapartes convencionales”. Se refirió también al reporte del profesor Robert Watson que “lejos de abogar por los cultivos genéticamente modificados como una solución al hambre mundial, arguye a favor de más aproximaciones orgánicas, expresando una particular cautela sobre la concentración de la propiedad de los genes en las manos de unas pocas compañías”.”

“No son una solución para el hambre global ni aumentan la productividad de los campos”.

Aquí se manifiesta una profunda ignorancia acerca de cómo funcionan las cosas en una economía de mercado. Si realmente los trangenicos no generan ganancias de productividad entonces no habría interés en su uso. Se puede argumentar que las “malvadas” transnacionales pueden engañar a sus clientes, sin embargo dado que las semillas transgénicas cuestan si su uso no genera ventajas para el campesino este en la siguiente temporada prescindiría de ellas. Dado que existen agricultores que llevan años utilizando trangenicos y pagando por ellos podemos suponer que el incremento en productividad gracias a los mismos supera el costos de tener que pagar al una empresa por su uso.

“En una entrevista radial en el programa “Democracy Now”, Goodall explica que a la fecha no se puede predecir su efecto acumulativo a largo plazo en el ambiente o en nuestra propia salud. Explicó que los propios animales rechazan los transgénicos y citó el caso de ratones de laboratorio que debieron ser alimentados con bombas estomacales para lograr que ingirieran los tomates genéticamente modificados que despreciaban.”

Si un raton se niega a comer algo es obvio que un humano también lo haría. En los experimentos salen muchas variedades con diferentes caracteristicas no pronosticables, la mayoría no son comercializables. Un producto con tan patentes características nocivas no seria vendido, se arriesgaria a una gigantesca demanda en Estados Unidos o Europa. ¿Por que una empresa cometeria el suicidio comercial de sacar al mercado semejantes tomates? Nuevamente la ignorancia acerca de cómo funcionan los mercados se hace patente. Se asume que los consumidores compran cualquier cosa que se les ofrezca sin importar sus características.

“Un país libre de transgénicos es lo que dicta la razón.”

Para que una medida sea acorde con la razón debe de hallarse respaldada por evidencia o hallarse sustentada por argumentos coherentes. Una prohibición a los transgénicos que seria un atentado contra la agricultura y contra los mas pobres del Perú. No olvidemos que la pobreza extrema se concentra en las alturas andinas, regiones en las que la existencia de cultivos adaptados a este ecosistema, permitiría a sus habitantes mejorar sus paupérrimas condiciones de vida. No pongamos temores infundados por delante de la vida quienes mas sufren en nuestro país.