agosto 26, 2010

Otro Regalito del Tribunal Constitucional.

Posted in Uncategorized tagged , , , a 5:51 pm por camilofl

Nuevamente el TC dificulta los procesos de despido en país, seguramente pensando de manera simplista: “La gente no tiene trabajo después de ser despedida, así que si no es posible despedir habrá más trabajo”.
Un buen criterio para evaluar las consecuencias de este fallo consiste es analizar sus consecuencias sobre el crecimiento económico de largo plazo. Para ello hay que considerar lo que ocurre con los costos y beneficios de aplicar mejoras en los métodos productivos como resultado de dificultar el despido.
Una mejora tecnológica permite el requerir una menor cantidad de insumos de producción en la elaboración de determinado bien económico, entre estos insumos se encuentra la mano de obra. Por ejemplo, un rediseño en un proceso puede reducir las horas hombre necesarias para producir un vehículo de 23 a 19 horas. Estas ganancias en eficiencia son las que permiten el incremento en la productividad por trabajador el cual termina siendo el mayor determinante del ingreso de la población.
Sin embargo, por más convenientes que sean, esta mejoras tienen un costo. Por ello, los productores incurren en estas mejoras como resultado de un análisis costo- beneficio. Siendo las mejoras consideradas como rentables las que se aplican. Las economías se expandirán en la medida en la cual haya incentivos a la aplicación de mejores métodos de producción. Gran parte de las potenciales mejoras productivas ahorran mano de obra por lo que implican el despido de trabajadores.
El dificultar el despido es en la practica un impuesto a la mejora en los métodos productivos y por lo tanto lleva a que estas sean realizadas en menor grado, con ello las firmas incurrirán en menores inversiones en mejoras en sus procesos y por lo tanto la mejora en la productividad se verá desacelerada.
¿Y que pasa con los empleados despedidos? Pues lo mismo que paso con los faroleros o los herreros, el proceso de destrucción creativa no solo destruye empleo sino también los construye en otras áreas. La industrialización ha vuelto obsoletas la mayoría de las profesiones existentes en las economías pre modernas y ello no ha llevado a un masivo desempleo en los países desarrollados.
El fallo del TC socava la capacidad del Perú para crecer en el largo plazo, reduce las oportunidades de empleo para las grandes mayorías, y es otro patético ejemplo de la necesidad de incrementar el conocimiento de los principios básicos de economía entre aquellos que – sin ser electos – tienen tanto poder sobre los destinos del país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: