abril 4, 2012

El Juego de Conga

Posted in Uncategorized a 4:48 am por camilofl

Un concepto bastante útil proveniente del estudio de Teoría de los Juegos es el de estrategia dominante. Se define la estrategia que resulta como superior frente a las alternativas independientemente de las estrategias del rival. En la coyuntura actual este concepto nos puede ser útil para entender la conducta de los líderes de movimientos sociales (LMS) que se oponen al proyecto Conga.

La perspectiva del país y los intereses de los LMS son claramente diferentes a los del Gobierno Central y de las fuerzas políticas que  conforman la mayor parte del parlamento. Para ellos el giro hacia el centro de Ollanta Humala representa la existencia de un vacío político que se desea ocupar. Este vacío se ve acentuado por  el profundo malestar emocional de la significativa minoría que está comprometida con el cambio en el modelo económico y que tenían la esperanza que la Hoja de Ruta fuera tan solo una estrategia electoral y no un compromiso programático. Esta profunda desilusión en la izquierda ha generado en la misma el deseo de construir un liderazgo propio que garantice que una victoria electoral de las fuerzas que apoyan sea seguida de la implementación de profundos cambios en el modelo económico.

Para ello es necesario el construir liderazgos de relevancia nacional que puedan ser herramientas efectivas hacia el 2016. Los principales mecanismos de construcción de liderazgo son mediante aparato partidario, experiencia ejecutiva y notoriedad insurreccional. La primera alternativa se halla vetada ante la debilidad orgánica de la izquierda (¿A quien le interesa quien es el secretario general del Partido Socialista?).  El segundo camino requiere de experiencias de gestión consideradas como exitosas y con notoriedad nacional fue así como construyeron sus candidaturas Lopez Obrador en México o Mockus en Colombia, sin embargo este camino se halla también cerrado dada  la inexistencia de vasos comunicantes entre la política regional y nacional puesto que aun si la izquierda manejara exitosamente una región difícilmente esto sería conocido a nivel  nacional excepto si esta región fuera Lima donde Susana Villarán difícilmente será considerada como un potencial activo político hacia el 2016. El liderazgo insurreccional surge de algún acto de rebelión de trascendencia nacional que genera un “signaling” al electorado acerca del sistema de preferencias de un personaje político. Si estas preferencias coinciden con las de una parte significativa de los votantes y el personaje tiene carisma personal se construye una candidatura viable. Fue así como Hugo Chavez, Evo Morales y Ollanta Humala iniciaron su camino a la presidencia.

Es claro que para los rostros más visibles de la oposición al proyecto Conga la protesta no es tan solo un mecanismo de defensa del derecho al agua (Algo en lo que sinceramente creen) sino también un mecanismo de construcción de liderazgo hacia el 2016. En ese sentido la Marcha del Agua  fue un intento de articular nacionalmente a los movimientos sociales y trascender el enfoque localista que vuelve a la izquierda un actor electoralmente relevante a nivel regional pero de baja trascendencia a nacional. El caso de Bolivia donde la Guerra del Agua de Cochabamba y el conflicto por el gas sirvieron de plataforma al ascenso de Evo Morales son ejemplos que se desean duplicar.

Dentro de esta configuración. ¿Que tendrían para ganar Gregorio Santos, Marco Arana o Wilfredo Saavedra mediante una negociación que llevara a los mismos a aceptar el proyecto Conga?  Pues absolutamente nada, dentro de la perspectiva de la izquierda hay un 30% del electorado a disposición de quien consiga articular un liderazgo insurreccional si Santos aceptara, le dejaría el espacio a Arana a nivel nacional y a Saavedra a nivel regional, escenarios semejantes se configuran para los diversos LMS. Aun si se le diera al gobierno regional de Cajamarca la totalidad de los ingresos provenientes del  proyecto Conga el uso de los mismos no tendría efectos políticos positivos sobre la viabilidad electoral de Patria Roja que compensaran el costo político de haber aceptado el proyecto.  Por ello dada la estrategia de los LMS hacia las elecciones regionales y nacionales el protestar contra Conga es una estrategia dominante independientemente de las condiciones plateadas en cualquier potencial Mesa de Dialogo. Para ellos Conga no Va

Ante esta situación lo que le queda al gobierno es reducir la capacidad de los LMS para actuar como Jugadores de Veto, es decir actores que si bien no son capaces de disponer la política extractiva a nivel nacional si son capaces de vetar las iniciativas del Gobierno Central. Ello pasa por desarticular en la medida de lo posible a la coalición social de actores AntiConga  y conformar coaliciones locales ProConga. Esto requiere de una estrategia multidimensional que vaya paulatinamente aislando a los LMS y disminuya sus fuerzas orgánicas para que en el momento de la inevitable represión (La cual no tiene que ser necesariamente  violenta como lo mostro el caso del Mercado de Santa Anita o como cuando se enfrentaron las raleadas marchas anti-TLC) la misma se realice con los menores costos humanos y políticos posibles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: